5 consejos para convertirte en un viajero Mindfulness

5 consejos para convertirte en un viajero Mindfulness

Viajar nunca se debió haber convertido en un acto egoísta, que simplemente hacíamos para satisfacer nuestras necesidades, sin tener en cuenta el coste que suponía para las personas y destinos que visitábamos. La pandemia del COVID-19, nos va a exigir a todos que seamos más conscientes a la hora de viajar y de vivir.

Si planeas viajar a Andalucía con una inquietud mindfulness, ya tendrás mucho trabajo hecho. No existe un destino con mayor valor cultural, social y ecológico, repleto de espacios auténticos, personas reales y experiencias de calidad, escenario indispensable para convertirte en un viajero Mindfulness. El destino que se pondrá de moda, después del COVID-19, para los que busquen el equilibrio entre el bienestar físico, la salud emocional y el respeto al medio ambiente, a través de experiencias que provoquen esta transformación.

Pero lo más importante de convertirse en un viajero Mindfulness, es que también te convertirás en una mejor persona, porque ayudarás a otras personas y el entorno natural del destino que visitas. En otras palabras, también te ayudarás a ti mismo. Pero, ¿cómo hacemos eso exactamente? ¿Cómo podemos convertirnos en viajeros Mindfulness, en viajeros Mindful Travel?

    1. Viaja en temporada baja

El movimiento anti-turismo se ha convertido en algo real en muchas ciudades del planeta,  debido a un número increíblemente alto de turistas durante la temporada alta, a los ciudadanos de muchas ciudades y pueblos populares les resulta difícil vivir con tanto estrés. El ruido, los atascos, la basura y cientos de personas en las calles: todo esto está llevando la infraestructura de esas ciudades al punto de quiebre.

Para evitar ser uno de esos turistas que contribuyen al problema, visite destinos populares fuera de temporada. De esta manera no interrumpirá el estilo de vida local, pero también se beneficiará de mejores servicios. Experimentarás mejor la cultura local, será más fácil visitar sitios populares y los locales serán mucho más acogedores. Además siempre encontrarás mejores precios.

     2. Viaja de forma sostenible

Hay mejores maneras de alojarse en un destino específico que reservar unas vacaciones con todo incluido a través de una gran compañía de viajes multinacional. No beneficiará a las personas que viven en el destino. En cambio, hay algunas opciones más beneficiosas para los locales:

Primero, puede consultar la lista de hoteles locales que han adoptado un enfoque respetuoso con el medio ambiente. Hoteles auto sostenibles, que dan trabajo a personas locales y donde se consumen productos  de km 0.

En segundo lugar, puede reservar alojamiento directamente con una pequeña agencia de viajes local, si planea viajar de forma independiente. De esta manera, apoyará a las pequeñas empresas locales.

En tercer lugar, puede alquilar una casa de vacaciones típica, en contacto con la naturaleza, de un propietario local.  Al permanecer allí, también encontrará beneficios para para comprar productos locales, visitar negocios cercanos y vivir experiencias auténticas.

Por último, en lugar de elegir visitas en grupos grandes que pueden abrumar a cualquier lugar, opte hacer sus visitas de forma privada o en pequeños grupos con un guía local.

      3. Echa una mano 

Una forma verdaderamente generosa de viajar es convertirse en un voluntario durante su viaje. Sus vacaciones pueden tener un lado más Mindfulness si decide ayudar a las personas locales, ayudar a salvar sus oficios, sus especies vegetales y animales en peligro de extinción, por ejemplo. El entorno natural es muy sensible al turismo de masas, de esta forma ayudaremos al territorio y a nosotros mismos, ya que nos proporcionará una satisfacción que llenará nuestros corazones y alma, con las emociones de vivir esta experiencia colaborativas.

Por otro lado, poder echar una mano directamente a las personas locales, implica mezclarse con ellos, auténticos protagonistas del destino, personas reales con las que podremos aprender su idioma y estilo de vida, enseñar el nuestro, aprender compartiendo experiencia, a la vez que ayudamos en sus tareas diarias; artesanos, agricultores, ayudando a repoblar sus bosques, comiendo sus mismas comidas, en definitiva vivir las experiencias de un destino pasa por compartirlas con las hombres, mujeres y niños que forman ese destino.

      4. Come y bebe alimentos locales

Otro de los lujos sostenibles que pueden convertir nuestro viaje Mindfulness en una experiencia inolvidable, es comer y beber los alimentos y bebidas elaborados por la población local, aprender a cocinar sus recetas y degustarlas junto a vinos locales.

Es fácil que los restaurantes de lujo, a menudo ofrezcan alimentos de menor calidad que los restaurantes familiares. Vaya donde los locales van a comer y beber, no solo ayudará a la economía local (y no a una cadena de restaurantes), sino que también tendrá la oportunidad de experimentar la atmósfera local y conocer a algunas de las personas que viven allí. Esto no tiene precio.

Además, compre alimentos en los mercados locales. Una vez más, ayudará a los lugareños, pero también comprará menos productos que vienen con un embalaje adicional.

     5. Reduce tu huella de carbono durante el viaje

Muchos turistas contaminan sin darse cuenta, los destinos que están ansiosos por conocer. Debemos aprender a reducir la huella de carbono que dejamos mientras viajamos, porque esto reducirá el efecto perjudicial en el medio ambiente local. El hecho de que no estés en casa no significa que no debas seguir siendo ecológico.

Es buena idea comprar en el destino, a modo de suvenir inteligente, una taza de café o té reutilizable, una botella de agua de acero inoxidable y un recipiente para alimentos. No hay necesidad de usar tazas desechables y botellas de plástico de las tiendas y cafeterías. Una bolsa de compras de tela es una excelente opción al visitar los mercados locales. Evitar las pajitas de plástico en los cafés también significará mucho.

Al salir de su alojamiento vacacional, asegúrese de haber apagado todas las luces y desconectado todos los aparatos eléctricos que no necesita, solo porque no está pagando la factura, no está bien. En lugar de alquilar un automóvil o tomar un taxi, opte por el transporte público o, aún mejor (y de manera más saludable), camine o muévase en bicicleta, siempre que sea posible. Otra opción de movilidad, es la de optar por transporte eléctrico.

 Un último consejo

Convertirse en un mejor viajero, en un viajero Mindfulness, es un proceso que llevará un tiempo. No es necesario convertirse en un activista de la noche a la mañana, esto os puede provocar demasiado estrés durante vuestras vacaciones. Sin embargo, introducir uno o dos cambios a la vez, en vuestro próximo viaje. Pronto, querréis hacer más y mejorar cada vez que viajéis porque os hará sentir mejores personas. Be mindful!

Deja una respuesta